lunes, 10 de octubre de 2011

La Serpiente del Faraón

La serpiente del Faraón es un curioso efecto causado por la combustión del Tiocianato de Mercurio (Hg(SCN)2). El compuesto químico tiene la apariencia de un polvo blanco o grisáceo según su pureza. La primera síntesis del compuesto la realizó Jöns Jacob Berzelius en 1821. Ése mismo año, otro químico llamado Friedrich Wöhler realizó la síntesis por otro método y descubrió el curioso efecto que se produce por su combustión.


Cuando el compuesto se pone en contacto con una fuente de calor se inicia una rápida reacción exotérmica que produce una masa gris-amarillenta sólida que se retuerce como una serpiente. Este efecto se utilizó durante mucho tiempo en la industria pirotécnica pero posteriormente se prohibió ya que los gases que se desprenden de la reacción son muy tóxicos.




El compuesto, como todos los compuestos de mercurio, es altamente tóxico y debería manipularse con la adecuada protección. Actualmente el compuesto se usa parala síntesis de otros compuestos de mercurio y como componente de los reactivos para la determinación de cloro en el agua: el compuesto de mercurio forma un complejo con los iones de cloro que absorbe la luz de 254 nm, permitiendo una lectura espectrofotométrica de la concentración de cloro en una solución acuosa.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar